Proteja sus Secretos Empresariales y Evite Fugas de Información para la Competencia

El “secreto empresarial” es un bien intangible valioso para la empresa, y representa un conocimiento sensible que debe ser protegido para evitar una fuga de información.
proteccion

El “secreto empresarial” lo constituye concretamente:

a) Los secretos técnicos industriales: prácticas manuales para la puesta a punto de un producto (todo lo relativo a procedimientos de fabricación o montaje).

b) Los secretos comerciales: listas de clientes, de proveedores, fórmulas para el cálculo de precios, márgenes, costos.

c) Los secretos sobre organización interna: situación financiera de la empresa (cómo está compuesto su pasivo, cuáles son sus activos, etcétera.), quiénes son los socios, cuáles son los empleados claves de la compañía.

Anteriormente los empleados dedicaban su vida laboral a la misma empresa, y de ahí la fortaleza implícita del deber de lealtad que tenían con la misma. Hoy en día, tener un “empleo vitalicio” es cosa del pasado, y cambiar de trabajo es un fenómeno normal, en la medida que las personas tratan de obtener mayores salarios, por lo que ya no se percibe esa estabilidad laboral que se generaba al interior de las empresas. Esta situación influye a la hora de obtener lealtad y confianza en el entorno laboral.

El riesgo radica en empresas que están dispuestas a apropiarse de empleados de la competencia con el fin de aprovechar sus capacidades intelectuales. Al vincular al empleado, pueden acceder a información que les permitirá conocer los secretos del éxito de su competencia.

Este aspecto lo intenta mitigar la Ley 256 de 1996, que en su artículo noveno expresa que la divulgación, adquisición o uso de la información considerada como secreto de manera contraria a las prácticas leales de comercio por parte de terceros se constituye como una conducta de competencia desleal.

Por otra parte, si bien el Código de Trabajo establece la obligación del empleado de guardar rigurosamente la confidencialidad sobre secretos técnicos, comerciales o de fabricación, así como de asuntos administrativos reservados cuya divulgación le pueda causar daños a su empleador, es de suma importancia que las empresas diseñen un esquema seguro y efectivo para la protección de sus secretos.

Si bien el desconocimiento de la Ley no exime de responsabilidad a las personas, se recomienda incorporar en los contratos laborales las siguientes cláusulas como obligaciones del empleado, en las que conste el deber por su parte de mantener el “secreto empresarial”, de manera tal que sea consciente y conozca la importancia del mismo:

Cláusulas relativas al deber de mantener el “secreto empresarial”:

EL(LA) EMPLEADO(A) se obliga a:

(i) Guardar estricta reserva de cuanto llegue a su conocimiento por razón de su trabajo y, por consiguiente, a no comunicarlo a terceros, en especial aquella información de naturaleza reservada o confidencial, tales como datos y estados de cuentas, software, operaciones, desarrollos de sistemas, análisis, estudios, planes de negocios, bases de datos, información sobre características de sitios de trabajo, habilitación y acceso a redes, etc. La entrega de información confidencial no concede a EL(LA) EMPLEADO(A) autorización, permiso o licencia para usos distintos a los laborales;

(ii) Manejar la información con diligencia y cuidado, obligándose a disponer de medios seguros y a tomar las debidas precauciones para la custodia e intercambio de información;

(iii)No Retener injustificadamente en su poder información (en cualquier medio, sea físico o electrónico) que haya recibido para el normal desempeño de sus funciones;

(iv) No Copiar, distribuir o transferir electrónicamente o por cualquier otro medio, programas, archivos, software o manuales de propiedad o bajo licencia de EL(LA) EMPLEADOR(A), sin previa autorización;

(v) No Crear o hacerse parte como socio o accionista de una empresa que tenga el mismo objeto social de EL(LA) EMPLEADOR(A). En todo abstenerse de realizar cualquier acto que constituya competencia respecto de EL(LA) EMPLEADOR(A).

En este link podrá descargar el modelo de OTROSI al Contrato Laboral para incorporar las cláusulas relativas a la obligación de los empleados de mantener el “secreto empresarial”.

Andrés Betancurt Assmus.
Director Jurídico Inercia Valor S.A.S.
abetancurt@inerciavalor.com



Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies