Otros artículos de interés:

Empresas que Apuestan por Cambios en Energías y Materia Prima en Pro del Ambiente (Infografía)

(FUENTE SHUTTERSTOCK)

 

Debido al impacto ambiental que está causando la forma tradicional de producción y extracción de hidrocarburos, consumo de plástico y demás bienes nocivos para el medio ambiente, son varias las compañías que están haciendo la transición hacia formas de producción mas amigables con el entorno y están adoptando prácticas que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y calentamiento global. 

En este sentido hay dos grandes líneas que están renovando sus esquemas de producción, una es la transición energética que están haciendo varias compañías y la otra es la reducción en el consumo de plástico, utilizando sustitutos como el plástico vegetal que están fabricando diferentes empresas.

A continuación, se encuentran algunas compañías que han optado por reinventarse e incorporar nuevas formas de producción y uso de materiales biodegradables.

Gigantes petroleros están apostando por la electricidad en nuevos procesos y por las energías limpias que sustituyan el uso de carbón.

Por su parte, algunas empresas están produciendo plástico vegetal que sea 100% reciclable, el desarrollo de los nuevos empaques son en su mayoría fabricados con residuos orgánicos, como cáscaras y caña de azúcar e insumos como cartón usado y serrín para fabricar botellas de plástico con fibras celulósicas.

La importancia de entender el liderazgo para transformar la organización

(FUENTE SHUTTERSTOCK)

 

Cada organización grande o pequeña es un mundo diferente, cada una tiene su estilo, su forma, su modo diferente de resolver su día a día, en resumen y como decimos en términos culturales, cada empresa tiene su ADN. La Cultura Organizacional es el factor diferenciador de cada compañía y al no ser fácilmente replicable se convierte en muchos casos, por no decir en todos, en una ventaja competitiva, es la principal y más importante palanca para lograr los resultados y sin ella la estrategia pierde todo sentido, bien lo decía Peter Drucker: “La Cultura se come la estrategia en el desayuno”

En este sentido hay dos grandes líneas que están renovando sus esquemas de producción, una es la transición energética que están haciendo varias compañías y la otra es la reducción en el consumo de plástico, utilizando sustitutos como el plástico vegetal que están fabricando diferentes empresas.

A continuación, se encuentran algunas compañías que han optado por reinventarse e incorporar nuevas formas de producción y uso de materiales biodegradables.

Gigantes petroleros están apostando por la electricidad en nuevos procesos y por las energías limpias que sustituyan el uso de carbón.

Por su parte, algunas empresas están produciendo plástico vegetal que sea 100% reciclable, el desarrollo de los nuevos empaques son en su mayoría fabricados con residuos orgánicos, como cáscaras y caña de azúcar e insumos como cartón usado y serrín para fabricar botellas de plástico con fibras celulósicas.

¿Alguna vez te has detenido a pensar cual es el estilo de liderazgo de tu compañía? De hecho, pocas veces lo hacemos y desde la alta dirección no nos damos cuenta como se siente la gente, si está bien direccionada o no, si las directrices se comunican adecuada y oportunamente, si los líderes (entendidos como aquellos con personas a cargo) predican con su ejemplo o si por el contrario carecen de las competencias mínimas para ejercer el rol de liderazgo.

En la gran mayoría de los casos las personas llegan a posiciones de liderazgo por que sus resultados son buenos, porque su conocimiento y experiencia en la operación del negocio respaldan su nombramiento o porque no vemos al interior a quien más entregar dichas responsabilidades, pero en muy pocos casos, la promoción se da por un análisis profundo y una evaluación objetiva de las habilidades de liderazgo de la persona.

En este orden de ideas, casi todos asumimos el rol sin conocimiento y con muy pocas herramientas para desarrollarlo, no conocimiento del negocio o del funcionamiento de la empresa, sino de conocimiento y herramientas para ser líder, para inspirar, acompañar, ayudar, proteger y movilizar al equipo al logro de los objetivos empresariales y de su desarrollo personal y profesional. Ese desconocimiento del ejercicio del liderazgo nos lleva a actuar de manera errónea, muchas veces, imitando a nuestros superiores (que no siempre son el mejor ejemplo, pues tampoco se formaron para ser líderes) y repitiendo una y otra vez aquellas cosas que tanto nos molestaban e incomodaban de nuestros jefes cuando éramos subalternos.

El ejercicio de liderar requiere preparación, formación y desarrollo de habilidades y competencias, pero antes que nada requiere de un profundo proceso de auto evaluación y auto conocimiento, pues solo sabiendo como soy y de que estoy hecho, podré acompañar al equipo y dar el ejemplo inspirador que se espera de esa posición. En palabras de Daniel Goleman, el renombrado investigador y desarrollador del concepto de Inteligencia Emocional, necesitamos que nuestro liderazgo resuene, es decir que cada una de las personas del equipo se sienta tocada por él y actúe en consecuencia, como en una gran orquesta donde el director al mover su batuta logra que todos los músicos hagan sonar sus instrumentos (diferentes entre sí) de manera armónica y agradable para quien los escucha.

Es muy importante que las organizaciones tomen consciencia que deben invertir en el desarrollo de la gente, empezando por entender el nivel de liderazgo de cada persona con puestos de mando o decisión dentro de la organización, a través de test de habilidades y personalidad, así como atreverse a aplicar evaluaciones de 360°, donde las personas que rodean al líder den su concepto sobre su estilo y comportamientos, con estas herramientas y el acompañamiento de un experto se puede elaborar un Plan de Desarrollo Individual que permita tener un norte claro de lo que se quiere alcanzar como líder, cual es ese legado por el que quiere ser recordado y que herramientas necesita para lograrlo, un plan bien estructurado para cada líder con el apoyo de su superior es el camino al éxito y a la transformación de la organización, excediendo de paso los resultados.

El papel del jefe de ese líder es fundamental, acompañando el proceso bien sea como mentor o suministrando o facilitando los recursos que requiere para el desarrollo de sus habilidades, solo así se puede lograr una cultura organizacional acorde con las necesidades de la empresa y alineada con la estrategia para que no suceda lo que dice Drucker en su frase.

En Liderazgo y Cultura somos expertos en acompañar estos procesos de diagnóstico y mentoría de liderazgo, así como en el acompañamiento mediante formación con talleres de desarrollo y habilidades directivas, según las necesidades de cada organización.

Elkin Darío Botero Ramírez
Consultor-Gerente

Fuente: Sectorial.co

Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies