Historia de las Privatizaciones en Colombia en el Siglo XXI

Fuente imagen: Shutterstock

En días recientes, Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda, propuso al nuevo gobierno vender la participación del estado en Ecopetrol, con el fin de financiar las megaobras de infraestructura necesarias para el desarrollo del país. Dicha propuesta generó gran malestar entre diferentes grupos de interés, debido a la importancia que tiene esta compañía en la generación de ingresos para el estado. Sin embargo, la privatización ha sido utilizada en ocasiones anteriores para incentivar programas de infraestructura y disminuir el nivel de deudas. A continuación, se presentan las principales privatizaciones de los últimos años en Colombia:

En el 2000, se completó la venta de la compañía pública Carbones de Colombia, Carbocol, a un consorcio internacional formado por el grupo minero Billiton, Anglo American y Glencore International AG, el cual adquirió el 50% de la empresa perteneciente al Estado colombiano. Esta operación tuvo un valor de 384 millones de dólares e hizo parte del plan de privatizaciones que Colombia acordó con el Fondo Monetario Internacional en 1999.

Luego, en 2006, el estado vendió por 368 millones de dólares -equivalente al 50% más una acción- la Empresa Colombia Telecomunicaciones (Telecom) a Telefónica, con el objetivo de liberar la alta carga pensional de la empresa estatal.

Ese mismo año, se privatizó la empresa Ecogas, en una venta por $3.2 billones de pesos a la Empresa de Energía de Bogotá (EEB). Estos recursos fueron destinados a financiar necesidades presupuestales del gobierno y a mejorar el perfil de la deuda pública.

Por su parte, en 2007 se dio la mayor privatización de patrimonio público en el país, cuando el estado decidió vender el 11% de Ecopetrol mediante dos emisiones en bolsa: una realizada ese año y otra en 2011. Este movimiento se realizó con el fin de conseguir recursos adicionales para financiar los planes estratégicos de la compañía.

Nueve años después, en 2016, el fondo de inversión canadiense Brookfield pagó $6.5 billones por el 57.6% de participación en Isagen, los cuales se han destinado al programa de vías de cuarta generación que promete mejorar la competitividad del país.

Mientras tanto, el último caso de privatización es la venta del 20% de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá, que se realizará antes de finalizar el 2018, a partir de la cual la Alcaldía de Bogotá espera recibir más de $2 billones de pesos para destinar a programas sociales y de infraestructura.

Tras el anuncio del nuevo Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien desempeñó este cargo entre 2003 y 2007, se han generado expectativas sobre la posible venta de empresas estatales en el nuevo gobierno. Esto, debido a que en su primera etapa como ministro se produjo gran cantidad de privatizaciones, entre ellas la de Ecogas, bancos Bancafé y Granahorrar, centrales eléctricas de Norte de Santander y Electrificadoras de Cundinamarca y Santander. Sin embargo, cabe recordar que estas operaciones habían sido acordadas previamente con el Fondo Monetario Internacional, cuando Colombia adquirió un crédito de contingencia con este organismo.

Este informe fue elaborado por el portal www.sectorial.co, lo invitamos a que visite esta página donde podrá encontrar toda la actualidad económica, financiera y empresarial nacional e internacional. Adicionalmente contará con el acceso a estudios del comportamiento de los principales sectores de la economía colombiana y el seguimiento a estos.

Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies