Europa se aproxima a una nueva crisis financiera

El sistema financiero europeo está en riesgo inminente de perturbaciones financieras, así lo ha determinado la Autoridad Bancaria Europea, agregando que el sistema financiero puede contagiarse a través de varios canales, como el elevado endeudamiento de empresas, familias y gobiernos, una subida de tipos repentina y el posible deterioro de las condiciones globales. A través de un informe, la entidad afirmó que “el riesgo de abruptos incrementos de las rentabilidades que generen volatilidad en los precios de los activos y pérdidas continúa siendo inminente y elevado”.

El inversionista George Soros también se refirió al tema, señalando en un discurso en París que la Unión Europea se encuentra en riesgo de enfrentar una gran crisis financiera. Esta afirmación se sustentó en varias razones, entre ellas la salida de capital de los mercados emergentes debido a las dificultades que se presentan en economías como Turquía, las cuales han suscitado tensiones políticas con EE. UU, acelerando el deterioro del comercio exterior y ocasionando la caída de la lira frente al euro. Asimismo, la destrucción de la alianza transatlántica entre Estados Unidos y la Unión Europea puede tener implicaciones negativas en la economía del viejo continente.

Por su parte, algunos países de la zona euro han acumulado deudas que ponen en riesgo la estabilidad de los gobiernos, puesto que hay menos disponibilidad de dinero y la destinación del gasto público es menor, así como la adopción de políticas contra cíclicas, cruciales para evitar crisis económicas. España ha acumulado una deuda del 60%, mientras que Italia ha incrementado su deuda hasta el 130% del PIB, un 30% más que en el 2008.

Además de la acumulación de deuda, los shocks geopolíticos y las subidas en el tipo de interés pueden ser elementos claves que conlleven a elevar los riesgos en las economías endeudadas, debido a que las altas tasas incrementan el costo de la financiación para los sectores público y privado. De igual forma, los riesgos geopolíticos que han venido en aumento en los últimos años pueden causar un incremento en la volatilidad del euro, junto con la amenaza de guerras comerciales y los acuerdos de libre comercio.

Por otra parte, se tiene una mayor rentabilidad de los bonos soberanos y corporativos en Italia, lo cual puede ser observado como un cambio en la percepción del riesgo, ya que una mayor rentabilidad refleja un mayor riesgo.

El panorama europeo, así como las condiciones globales, generan gran preocupación y vaticinan una crisis económica mundial, puesto que Europa está conectado a través de los mercados monetarios con los demás sistemas financieros del mundo.

Fuente: Sectorial.co

Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies