Desarrollo del país bajo la mirada del Banco Mundial

Los países alcanzan las metas u objetivos de desarrollo cuando cumplen con las aspiraciones y los deseos de las comunidades locales. Así lo indicó a EL COLOMBIANO el primer vicepresidente para la Agenda de Desarrollo 2030 del Grupo Banco Mundial, Mahmoud Mohieldin.

El directivo estuvo en un evento académico de la Universidad Eafit, y aprovechó para visitar la ciudad y corroborar cómo se viven los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los recién implementados de Desarrollo Sostenible en barrios de Medellín.

De esa forma, por cuenta propia, estuvo en la Comuna 13, donde observó “un gran entusiasmo de los líderes jóvenes” por participar.

En el país, el Grupo del Banco Mundial tiene proyectos mediante el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (IBRD, por su sigla en inglés), que ascienden a los 2,8 billones de dólares. Tiene otros dos con el Global Environment Facility, y una “profunda relación” con el sector privado, mediante la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés). El brazo para ese sector de la institución tiene un portafolio de aproximadamente 1,3 billones de dólares en Colombia, para 66 diferentes proyectos, el décimo más grande del mundo, y con el banco es el séptimo socio.

¿Cómo va Colombia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

“Es un poco temprano para dar un juicio, porque apenas es el segundo año de implementación. El país fue uno de los primeros en abrazar la transformación de los Objetivos del Milenio (ODM) a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Incluso, lo hizo antes del anuncio, como un buen mecanismo para conectar el desarrollo y la paz en asocio con el sector privado.

Además, es el único país que reunió a su gente para discutir los primeros 1.000 días de los Objetivos.

Aparte, ha hecho un esfuerzo ambicioso para adherirse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

¿Cuál fue el balance para el país de los ODM?

“En los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Colombia tuvo un desempeño mixto: un progreso suficiente para erradicar la pobreza extrema y alcanzó los objetivos de la enseñanza primaria universal y de promover la igualdad entre sexos. Sin embargo, está seriamente fuera de los objetivos de desnutrición, mortalidad infantil y materna y mejoramiento de acceso a agua y saneamiento básico.

En ese período, Colombia tuvo que tratar con el conflicto interno y la volatilidad en los precios internacionales de los commodities”.

¿Qué lecciones dejaron los ODM?

“La ventaja de los ODS es que tienen métricas y en ellos se especifican los indicadores a través del tiempo. Otras enseñanzas, además de garantizar el cumplimiento oportuno y eficacia de los instrumentos de política, es incrementar la asignación eficiente de los recursos, reconocer e identificar la relación de los objetivos desde el principio, priorizar el compromiso y la movilización de las comunidades, entre otras”.

¿Qué desafíos tiene el país con los ODS?

“Son un reto bastante grande para los Gobiernos, en términos de coordinación y comunicación, porque no son como un programa que está totalmente bajo su control, sino que son unas metas que se logran con la participación del sector privado, la sociedad civil, las ONG y las instituciones académicas y de investigación”.

¿Cuáles son sus perspectivas para el país?

“Esperamos que, además de los esfuerzos destinados en los objetivos de desarrollo, se hagan inversiones en tres áreas: infraestructura, que incluye acueducto y saneamiento básico; salud y educación, y resiliencia.

Así mismo, la Business & Sustainable Development Comission ha identificado diferentes áreas para democratizar recursos privados, como la agricultura y la energía. Hay docenas de oportunidades para que los negocios locales sean rentables, y estos ayudan a la sociedad.

Por otro lado, la gente en el país no ahorra lo suficiente. Lo hacen mejor que el promedio de América Latina y el Caribe. Pero, su desempeño es más bajo que en el Este de Asia, la región con los países más ahorradores del mundo, en términos de ahorro financiero y doméstico.

Guardar recursos para el futuro es muy importante, en especial cuando por la cobertura y avances en salud, la gente tiende a vivir más, y aunque algunas personas lo hacen, no trabajarán hasta los 80 años. Por su puesto, está el asunto relacionado con cómo subsidiar los fondos de inversión para la vejez.

Ahora, hay muy buenos productos financieros, como pólizas, seguros, cuentas de ahorro para niños y estudiantes universitarios. El hecho de que estemos pasando a servicios electrónicos lo hace todo más fácil. Cuando abrí mi primera cuenta de ahorro, me tomó horas y horas y luego debía ir varios días a más verificaciones. Ahora, todo se resuelve con un formulario y mostrando la identificación”.

¿Qué aconseja para fortalecer los ahorros domésticos?

“Mejorar el ingreso real mediante un incremento de la productividad de todos los factores, la eficiencia de la mano de obra y mantener la estabilidad de los precios.

Además, se encontró en una trabajo de investigación para la República Árabe de Egipto que reformar los sistemas públicos de seguridad social y de seguros comerciales influye en el comportamiento del ahorro”.



Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies