¿Cómo Combinar Planeación Estratégica con Planeación Financiera?

Combinar planeación financiera y planeación estratégica es un oficio que requiere equilibrar lo racional con lo emocional, el optimismo con el realismo, lo cuantitativo con lo cualitativo, lo financiero con lo humano, los casos de una única solución versus casos de infinitas respuestas, la inteligencia financiera con la inteligencia emocional… en general lo podríamos resumir como un ejercicio de combinación de hemisferio izquierdo y hemisferio derecho del cerebro con su interpretación tradicional de racional y creativo respectivamente.

I. Comencemos por definir la planeación financiera.

La planeación financiera consiste en un ejercicio a diez años de proyecciones de estados financieros, principalmente pérdidas y ganancias, balance general y flujo de efectivo que se enlazan con los datos históricos para reflejar necesidades o excesos de liquidez según los escenarios evaluados.

Se sugieren dos escenarios:

(i) El escenario comercialmente agresivo, en ocasiones llamado MEGA para referirse a Metas Grandes y Ambiciosa.

Este escenario es útil para mostrar a los directivos, especialmente las fuerzas de ventas hasta donde pueden y/o deben llegar según sea el caso. Se trata más de una herramienta motivacional basada en la visualización de grandes objetivos, que en insumos de un modelo financiero riguroso.

Especialmente si consideramos que, en términos de planeación financiera, este escenario, al asumir altos crecimientos tiene como falla implícita que si no se logran las ventas se habrá generado una expectativa alta de excesos de liquidez en el mediano plazo que pueden ser contradictorias con las necesidades reales de caja.

Lo anterior, puede llevar a los socios a endeudarse en exceso, invertir recursos por encima de su capacidad financiera o simplemente no estar dispuestos a capitalizar la compañía por no haber estado previamente preparados.

(ii) El escenario sincero o neutro. Estas proyecciones son las entregadas por el gerente conocedor de la compañía y la situación económica real del sector. Ocurren en un momento de honestidad, en el que sin presiones externas y sin pensar en la junta, se analizan detalladamente las verdaderas posibilidades de lograr un plan de ventas.

Para este caso el análisis de ventas Precio x Cantidad PxQ es indispensable.

El planeador financiero debe entonces incorporar en su ejercicio de ingresos estas expectativas y de ahí continuar su trabajo de proyección de estados financieros: pérdidas y ganancias, balance general y flujo de efectivo con su respectivo análisis de Capex (aumento de propiedad, planta y equipo) y de capital de trabajo.

II. Ahora definamos la planeación estratégica:

Es un ejercicio donde se definen desde una perspectiva de estrategia de negocios para dónde va la compañía en el corto plazo, mediano y largo plazo definidos como tres horizontes de tiempo y espacio.

En su forma más tradicional, se define la misión (por qué existe la organización), la visión (como se percibe la compañía en el futuro), la matriz de debilidades con su plan de mejoramiento, de fortalezas con su plan de aprovechamiento, las oportunidades con su plan de acción y las amenazas con probabilidad de ocurrencia y su plan de mitigación.

Como no es un ejercicio sicorígido, la planeación estratégica es una actividad más colaborativa, y más dependiente de las técnicas, marcos de referencia, estilos de comunicación de los participantes, cultura empresarial y metodologías traídas por cada consultor.

En la planeación estratégica los entregables, el número de ejecutivos que asisten a las sesiones, el lugar de reunión, el análisis del clima organizacional y del ambiente de trabajo de equipo son únicos en cada organización lo que lo convierte en un ejercicio dinámico y que requiere adaptación.

III. Ahora que ya definimos planeación financiera y estratégica, pensemos en los retos de combinarlas:

1. Los indicadores de desempeño Key Performance Indicators KPIs que se deben establecer en la planeación estratégica deben estar alineados con los del modelo de planeación financiera. ¿La pregunta será, con cual escenario, agresivo, neutro? Recuerden que quien exige demasiado exonera la otra parte de su cumplimiento.

2. Las oportunidades definidas en la Matriz DOFA (planeación estratégica) deben ser consecuentes con el cupo de endeudamiento y disponibilidad de liquidez de la compañía (planeación financiera). De lo contrario, se puede crear una falsa expectativa de nuevos proyectos y negocios a los asistentes de la planeación estratégica que finalmente llevará a la frustración cuando no puedan llevarse a cabo por falta de recursos.

3. Por manejo de confidencialidad, los resultados de la planeación financiera deben presentarse únicamente a la alta gerencia, mientras que por otra parte la planeación estratégica debe ser un ejercicio más incluyente. El reto en la planeación estratégica esta en organizar los grupos de asistentes de forma que no desmotive a quienes no se invitaron a la reunión ni establecer un grupo con tantos asistentes que no puedan tomarse decisiones en consenso (ejercicio de inteligencia emocional).

4. El manejo gráfico de la presentación de la planeación financiera debe ser conservador y tradicional (hemisferio izquierdo) mientras el de la planeación estratégica puede ser más abierto a manejar esquemas, gráficas entendibles, creativas e incluyentes (hemisferio derecho).

Concluimos entonces, que combinar la planeación financiera con estratégica, es un ejercicio que no es sencillo, pero que finalmente definirá un rumbo lograble y cuantificable para la compañía.



Le informamos que los datos aquí recogidos y posteriormente complementados, serán tratados dando cumplimiento a la Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013 y a nuestra Política de Tratamiento de Datos. LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS ,Click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies